¿Puedo pasar la ITV sin seguro?

¿Tienes que llevar el coche a pasar la ITV y no tienes seguro? Te contamos qué pasos debes seguir y la importancia de tenerlo todo en regla.

Todos sabemos que, dependiendo de la antigüedad del vehículo, debemos pasar la revisión de la ITV cada cierto tiempo, para seguir circulando. Su misión es certificar que el vehículo está en perfecto estado. Por tanto, la ITV es obligatoria para cualquier vehículo a motor y es nuestra responsabilidad tenerla al día. Incluso si el vehículo está parado o no se utiliza con regularidad.

¿Qué pasa si circulamos sin la ITV o ésta, está caducada?

Cuando contratas el seguro de coche, tu compañía acepta que el vehículo que está asegurando, se encuentra en perfecto estado. Por tanto, un vehículo que puede crear peligro por la falta de mantenimiento, tiene mayor riesgo de incidir en la seguridad del resto de conductores.

Frenos en mal estado, falta de iluminación o fallos en el motor son motivos exponenciales para causar un accidente. Por tanto, conducir el vehículo sin la ITV en regla, se considera un gran riesgo para la circulación. Además de exponerte a recibir una multa o a que te paralicen, o incluso den de baja, el vehículo. Y, en caso de incidente relacionado con el estado del vehículo, puede que tu seguro no te dé cobertura.

Es decir, en caso de siniestro, tu compañía podría rechazar el pago de los daños que hayas sufrido tú o tu vehículo. ¿El motivo? Porque estás infringiendo una normativa que puede poner en riesgo la seguridad vial del resto de vehículos. Además, estás conduciendo con una situación administrativa irregular y penalizada. Por tanto, si hubiera daños a terceros, tu seguro se haría cargo de indemnizarles. Pero si se demuestra que el accidente se habría evitado teniendo la ITV en regla, podrían reclamarte el importe de esa indemnización.

Para pasar la ITV es necesario presentar el recibo del seguro en vigor.

A su vez, cuando llevamos nuestro vehículo a pasar la ITV, es requisito fundamental presentar el recibo en vigor del seguro. Si no lo presentas, el informe puede ser desfavorable y tendrás que volver cuando tengas tu seguro en regla. Además, si no cumples los plazos para presentarlo, desde la propia ITV pueden informar a la Jefatura de Tráfico, de que circulas sin seguro. Recordemos que en España, es necesario disponer del seguro obligatorio para hacer uso del vehículo.

¿Entonces qué va primero? Sin ninguna duda, asegurar tu vehículo. Y cuando tengas la ITV pasada, deberás enviar una copia del informe a tu compañía.

Dejar un comentario

Otros
Posts
mi_primer_coche_1seguridad-coronavirus

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo