Nos entendemos con el #expertoseguro

Queremos que nos entiendas y queremos hacernos entender. En ocasiones el vocabulario del sector asegurador es demasiado técnico. Por eso, con nuestro #expertoseguro vamos a hacer más comprensibles algunas de las palabras y expresiones que utilizamos en el sector asegurador. Queremos hablar claro y que nos entiendas.

Nuestro compromiso

Nos sentimos comprometidos contigo, por eso la transparencia es uno de nuestros valores fundamentales. Y qué mejor para ser transparentes que explicarte qué significan algunas de las palabras que utilizamos en el sector y que a veces, pueden resultar complejas.

¿Te has preguntado alguna vez qué significan las palabras siniestro, finiquito o infraseguro? Pues aquí te lo vamos a ir contando, con nuestro #expertoseguro.

1. A primer riesgo

#expertoseguroSe trata del importe máximo que tendrás cubierto si ocurre un percance, independientemente del valor total al que ascienda. Es decir, si en tu contrato de seguro decides que en caso de robo quieres tener cubierto hasta 6.000 €, si ocurre el percance y su valor asciende a 7.000 €, tu compañía aseguradora se hace cargo hasta el importe inicial y tú de la parte restante.

2. Agravación del riesgo

agravacion-del-riesgo-#expertoseguroTu compañía aseguradora necesita conocer todas las circunstancias que rodean al riesgo objeto de ser asegurado. Esto puede aplicarse a cualquier momento de la vida de la póliza, porque sirve para determinar el precio se corresponde con la cobertura contratada. En el caso de variaciones en la situación del riesgo, por ejemplo si quieres incluir objetos de valor en tu póliza que antes no estaban, puede darse el caso de una modificación en el contrato de seguro.

3. Anulación del seguro

anulacion-del-seguro-#expertoseguroEn principio, tanto tú como asegurado, como tu compañía de seguros, podéis rescindir el contrato siempre que se respeten los plazos marcados en el contrato de seguro. Es decir, si quieres anularlo, tienes hasta un mes antes de la fecha de vencimiento, para notificarlo por escrito a tu aseguradora. Y ésta, a su vez, deberá hacer lo mismo y notificártelo, con al menos dos meses de antelación.

4. Baremo de automóviles

baremo-#expertoseguroEl baremo es el sistema a través del cual, podemos valorar los daños personales tras un accidente de tráfico. Se trata de una tabla donde ya vienen estipuladas las cuantías indemnizatorias en el caso de lesiones, incapacidades y/o fallecimiento.

 

5. Bonificación

boinificacion-#expertoseguroSe trata de una mejora en el precio o disminución de la prima del seguro. Esta situación suele producirse cuando se reduce o aminora el riesgo objeto del seguro, al concurrir algunas características como la modificación de los capitales y límites contratados inicialmente.

 

6. Bonus malus

bonus-malusSe trata de un sistema de tarificación utilizado para el seguro de automóviles. A través de este sistema, se puede establecer una bonificación y/o un aumento del precio del seguro, dependiendo del número de siniestros que haya tenido anteriormente tanto el vehículo, como el propio asegurado o conductor.

 

7. Capital asegurado

capital-aseguradoA la hora de contratar un seguro, el capital asegurado es el valor económico que atribuyes a cada uno de los bienes cubiertos por la póliza y cuyo importe es la cantidad máxima que tu compañía aseguradora está obligada a pagar en caso de incidente. Por lo tanto el capital asegurado es la cantidad máxima que el asegurador pagará.

 

8. Carta verde

carta-verde

Recibe su nombre por el color del papel utilizado y se trata de un Certificado Internacional de Seguro, que acredita en cualquier país extranjero adherido a este sistema, que el conductor está asegurado cumpliendo con la Ley del Seguro de Responsabilidad Civil de Vehículos a Motor, de su país de residencia. En definitiva es lo que necesitarás para poder conducir tu coche, en gran parte de los países de Europa, por ejemplo.

 

9. Cláusula

clausulaLa cláusula sirve para regular cada una de las garantías que cubre tu seguro. Por tanto, regula la relación entre asegurado y compañía aseguradora, quedando todo registrado en tu contrato de seguro. El cual a su vez, se compone de las condiciones generales y de las condiciones particulares. Por tanto las cláusulas aclaran la información, los límites y las coberturas, que has contratado en tu seguro.

 

10. Concurrencia de seguros

concurrencia-de-segurosResumiendo, estaríamos hablando de tener más de un seguro para cubrir un mismo riesgo. Por ejemplo, si tuvieras dos seguros para tu hogar. Esto daría pie a que el propietario o asegurado, en caso de percance, recibiera una compensación superior al valor real del daño y, por lo tanto, existiría lucro para el asegurado. Si esto ocurre, el pago de la indemnización se realizaría proporcionalmente, por cada compañía donde tenga el seguro.

 

11. Condiciones generales

condiciones-generalesContienen el conjunto de normas y principios básicos que establece la compañía aseguradora para regular todos los contratos de seguro que emita sobre un mismo tipo de seguro. Es decir, son todas las normas, coberturas, cláusulas, información general, etc., que afectan a todos los clientes de un mismo tipo de seguro (por ejemplo, hogar, autos, etc.). Suele ser el libro que te facilitan cuando contratas el seguro.

 

12. Condiciones particulares

condiciones-particularesConstituyen el contenido mínimo que debe tener la póliza e individualiza el contrato al identificar a las partes que intervienen en él, así como los riesgos que cubre. Detalla las características propias de cada contrato de seguro, como por ejemplo: tomador, asegurado, beneficiario, efecto y vencimiento del contrato, periodicidad e importe de las primas, naturaleza y situación del riesgo, garantías contratadas, franquicias aplicadas, etc.

 

13. Consorcio de Compensación de Seguros

Se trata de un Organismo Público que hace frente a las indemnizaciones económicas de los daños causados por riesgos extraordinarios y otros riesgos obligatorios. Por ejemplo, cuando se produce una riada y se determina como “zona catastrófica”. Además, el Consorcio actúa como compañía aseguradora de vehículos, en los casos en los que ninguna otra compañía quiere asumir la cobertura obligatoria de un conductor. También indemniza los daños ocasionados por vehículos desconocidos, sin seguro o robados.

14. Descripción del riesgo

descripción-riesgoCon ello, nos referimos a enumerar todas las particularidades de un riesgo (por ejemplo una casa), con objeto de que tu compañía aseguradora pueda aceptar hacer el seguro y a su vez, pueda establecer el importe de la prima correspondiente. Por tanto, deberás dar a conocer todas las circunstancias por ti conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Evitando así, situaciones de infraseguro (valorar la vivienda por ejemplo, por debajo de su valor) o sobreseguro (por encima de su valor).

 

15. Disminución del riesgo

disminución-riesgoEs la situación en la que el riesgo cubierto por una póliza adquiere una peligrosidad inferior a la inicialmente prevista, lo cual supone un ajuste a la baja de las primas a satisfacer por el asegurado. Por ejemplo, si tienes una fábrica y vendes parte de la maquinaria. De ahí la importancia de comunicar a tu compañía cualquier modificación en la descripción del objeto a asegurar.

 

16. Efecto del seguro

efecto-seguroEs el momento en el que empiezan a estar vigentes las garantías cubiertas en la póliza y que suele coincidir con la emisión de la misma. Es decir, es el momento a partir del cual tiene validez tu seguro, una vez firmada la póliza y pagada la prima correspondiente.

 

 

17. Extinción del seguro

extincion-seguroEntendemos que un seguro ha quedado extinguido cuando ha finalizado el período de tiempo por el que se había contratado inicialmente. Este concepto se utiliza comúnmente cuando hablamos de seguros que se contratan para una duración determinada, por ejemplo, el seguro de responsabilidad civil para una prueba deportiva, que tiene una fecha y hora concretas.

 

18. Extorno

extornoEl extorno es una devolución de la parte de la prima anual, no consumida por el asegurado. Para que esto se produzca, cada compañía aseguradora establece, dentro del contrato de seguro, las causas en las que el asegurado puede reclamarlo. De esta forma, el asegurado puede recuperar dicha parte proporcional de la prima, cuando contrate un seguro que reemplace al anterior y/o cualquier otro seguro, de la misma compañía.

 

19. Finiquito

finiquitoSe da este nombre al documento que firma el asegurado, una vez que la compañía aseguradora le ha pagado la indemnización correspondiente a un siniestro. En dicho documento, el firmante reconoce que las obligaciones de la compañía, respecto al pago de la indemnización, han quedado completamente liquidadas.

 

20. Franquicia

franquiciaEs la cantidad o porcentaje, expresamente pactado en la póliza, que se deducirá de la indemnización que corresponda en cada percance y cuyo importe correrá a cuenta del asegurado. Si el importe de dicho percance es inferior a la franquicia, su coste correrá por completo a cargo del asegurado; si es superior, la aseguradora sólo indemnizará el exceso. Por supuesto, la prima de un seguro con franquicia siempre será inferior, que la que le correspondería si ésta no existiese.

 

21. Frecuencia de siniestralidad

frecuencia-siniestralidadSe trata del promedio de número de siniestros que un asegurado o una póliza en concreto (o conjunto de ellas), tiene durante un período de tiempo determinado. Se suele utilizar para establecer el nuevo precio del seguro, en caso de que el asegurado quiera renovarlo.

 

22. Infraseguro

infraseguroA la hora de contratar un seguro, es muy importante describir completamente el riesgo que se quiere asegurar. Solo de esta forma, las cuantías de indemnización serán las oportunas si se produce un incidente. Por tanto, el infraseguro es asegurar algo por debajo de su valor real. La consecuencia de ello es que la indemnización se aplicaría proporcionalmente, entre el capital asegurado (infrasegurado) y el valor real.

 

23. Liquidación de siniestro

liquidación-siniestroActo por el cual se cuantifican y satisfacen las indemnizaciones económicas de un incidente en la medida que corresponda, de acuerdo con lo establecido en la póliza. Se formaliza con la firma del finiquito, documento que manifiesta que tu compañía aseguradora ha cumplido con el pago de la indemnización.

 

 

 

24. Mora

moraEs un retraso injustificado del pago, bien de la prima del seguro por parte del cliente o bien, un retraso en la indemnización por parte de la compañía aseguradora.

 

 

25. Objeto del seguro

El objeto del seguro, es el bien o actividad que necesitas asegurar, por ejemplo, una casa, tu coche, o tu actividad deportiva. Una vez contratado el seguro, si tienes algún percance, recibirás la indemnización correspondiente para que tu patrimonio no se vea afectado.

 

26. Parte de siniestro

Cuando ocurre un percance cubierto por tu seguro, debes comunicárselo a tu compañía en un plazo máximo de 7 días. A partir de ese momento, empezarán las gestiones para valorar qué ha ocurrido y darte la solución correspondiente. En Unión Alcoyana puedes darnos un parte de siniestro, a través de teléfono, email, de forma presencial o incluso a través del portal de atención al cliente TEU.

 

27. Peritación

Es la función desarrollada por un perito profesional que se dedica a la tasación o determinación de las consecuencias económicas derivadas de un siniestro. De esta forma, la entidad la entidad aseguradora, en base a su informe, podrá determinar el importe de la indemnización correspondiente.

 

28. Perjudicado

Es la persona o entidad que, a consecuencia de un incidente, ha sufrido un daño directo, bien sea en sus propios bienes, intereses o incluso, en sus derechos. El perjudicado deberá iniciar una reclamación al seguro, para empezar con los trámites de la indemnización.

 

29. Perjuicio

Cuando ocurre un incidente, pueden darse dos situaciones. Que solo existan daños materiales y/o personales, o que, además, se deriven pérdidas económicas por la ocurrencia de ese accidente. Por ejemplo, cuando hay un incendio en una fábrica, el daño es el deterioro del edificio o de la maquinaria. Ahora bien, el perjuicio sería la pérdida de beneficios para el propietario, derivada de los daños causados a su negocio.

 

30. Plazo de aceptación

Al presentar un parte de siniestro (dentro de los 7 días siguientes a la ocurrencia del mismo), tu compañía tiene un período de tiempo, durante el cual, decidirá si acepta o no la cobertura de un incidente, según las garantías que tengas contratadas en tu seguro. Con la resolución, te mantendrán informado sobre los siguientes pasos a seguir.

 

31. Plazo de carencia

El periodo de carencia es el tiempo que debe transcurrir desde que entra en vigor tu seguro, hasta que puedes empezar a utilizar el servicio o una garantía específica contratada. Por ejemplo, en un seguro médico, probablemente haya plazos de carencia para evitar hacer uso del mismo, cuando existe una patología previa a la contratación del seguro.

 

32. Plazo de gracia

Podemos hablar de plazo gracia, cuando nos referimos al tiempo que concede la aseguradora para que el asegurado se haga cargo de cada uno de los vencimientos del seguro, mediante el pago del recibo correspondiente. La cobertura del seguro quedará anulada, un mes después del día de su vencimiento, si éste no se ha pagado llegado el momento.

 

33. Póliza

La póliza es el documento en el que se recogen todas las condiciones reguladoras del seguro y, por tanto, para que tenga validez en caso de incidente, debe estar firmada tanto por el asegurado, como por la entidad aseguradora. Forman parte integrante de la póliza: las condiciones generales, las particulares y, si existen, también las variaciones o suplementos que complementan el seguro o lo modifican en algún apartado.

 

34. Prima

Es el precio del seguro y que se conforma a partir de las coberturas y garantías contratadas. El recibo contendrá, además, los recargos e impuestos que sean de legal aplicación. La prima debe pagarse al inicio del período de cobertura (cuando se firma el contrato) y las siguientes, en los sucesivos vencimientos anuales, semestrales y/o trimestrales.

 

35. Proposición de seguro

Es el documento que el asegurador entrega al futuro asegurado y que incluye la oferta de condiciones, las características y condiciones de la cobertura, así como el precio o prima de la cobertura ofrecida. Este documento no tiene validez contractual, su utilidad es similar a la de un presupuesto.

 

36. Proyecto de seguro

Se trata de un estudio que desde la entidad aseguradora se elabora a petición del futuro asegurado, sobre las características y coste de un seguro determinado con objeto de que éste decida su contratación o no.

 

 

37. Reaseguro

El reaseguro es el seguro del seguro. Es la forma que tienen algunas aseguradoras de repartirse riesgos de gran tamaño (por ejemplo, una megafárica), de forma que, si algo sucediera, todas las entidades que han intervenido, pagarían según la proporción estipulada y el cliente recibiría el total de la indemnización. Así, las compañías reducen el riesgo de que un siniestro de grandes magnitudes, haga peligrar su estabilidad económica.

 

38. Recibo de seguro

Se trata del documento que reconoce el pago que has realizado a tu entidad aseguradora; y que recoge la prima correspondiente a las garantías contratadas dentro del período de validez del seguro.

 

 

39. Reclamación

Tras un incidente, la reclamación es la petición que debemos formular a la aseguradora, para que ésta cumpla su obligación de indemnizarnos como consecuencia de un daño o responsabilidad y cuyas causas, se encuentran garantizadas por el contrato de seguro.

 

 

40. Recobro

Cuando se produce un percance y existe un tercero responsable, la compañía aseguradora puede reclamar a esta persona (o en su caso a su entidad), la cantidad que corresponda a los daños causados. Por ejemplo, esta situación puede darse en colisiones múltiples en la carretera.

 

41. Regla proporcional

A la hora de contratar un seguro, es muy importante describir completamente el riesgo que se quiere asegurar. Solo de esta forma, las cuantías de indemnización serán las oportunas si se produce un incidente. Por tanto, se aplicaría la regla proporcional para determinar una indemnización cuando un bien se ha asegurado por debajo de su valor real (infraseguro).

 

42. Reposición

Es un sistema de indemnización en caso de siniestro y que consiste en la sustitución de los bienes dañados, por otros de similares características. Por ejemplo, cuando hay un escape de agua en el aseo y se deterioran los azulejos. Con la reposición, podríamos sustituir dichos azulejos y cambiarlos por unos nuevos que sean iguales o lo más parecidos.

 

43. Responsabilidad civil

La responsabilidad civil, es una de las coberturas más importantes que puedes contratar en tu seguro. Da igual que sea un seguro de hogar, para tu comunidad, tu negocio o tu actividad profesional. ¿Por qué decimos que es una de las más importantes? Porque repara o indemniza cualquier daño que involuntariamente, tú, tu familia, tus vecinos o los empleados de tu empresa, podáis causar a un tercero.

 

44. Revalorización automática

Se trata de una actualización automática de los capitales que contrataste en tu póliza, para que éstos no queden desactualizados por el simple paso del tiempo. De esta forma, podemos evitar que, ante un percance, la indemnización sea inferior a lo que teníamos pensado, al haber incurrido una situación de infraseguro.

 

45. Riesgo

Cuando hablamos de riesgo, nos referimos a la incertidumbre de que ocurra una pérdida personal, material o económica. Por tanto, es un hecho que desconocemos si ocurrirá. Y este desconocimiento, así como nuestra intención de prevenir cualquier contratiempo, es la base y el objeto de contratar un seguro.

 

46. Riesgos extraordinarios

Son los fenómenos de la naturaleza, así como hechos de carácter social o político. Y este tipo de riesgos no los asume directamente tu compañía asegurados, sino que para ello surge el Consorcio de Compensación de Seguros. Por ejemplo, cuando hay una riada, es el consorcio el que se hace cargo de las indemnizaciones por los daños causados. La condición para que esto ocurra, es que tengas contratado un seguro para los daños ocasionados (en este ejemplo, un seguro de hogar), independientemente de la compañía elegida.

 

47. Siniestro

En el sector asegurador, decimos que se ha producido un siniestro cuando ha ocurrido un percance que puede ser indemnizado por el seguro contratado. Por ejemplo, cuando tienes contratado un seguro de coche a todo riesgo y tienes un golpe en tu garaje. Al tener cobertura, tu compañía debería indemnizarte el capital asegurado en el contrato o reparar el daño, total o parcialmente.

 

48. Situación del riesgo

Es el lugar donde está ubicado el bien objeto de cobertura por parte del seguro, es decir, delimita geográfica o territorialmente su ubicación exacta. Por ejemplo, si contratas un seguro de hogar, la situación del riesgo, sería la dirección donde se encuentra tu casa.

 

 

49. Sobreseguro

Resumiendo, entendemos por “sobreseguro”, asegurar algo por encima de su valor real. Si esto ocurre, en caso de siniestro tu aseguradora sólo te indemnizará por el daño efectivamente causado (valor real del objeto o valor de nuevo si está pactado).

 

 

 

50. Solvencia

En el sector asegurador, la solvencia es una de las principales garantías a la hora de elegir una compañía a la que confiar tus bienes. En resumen, es la certeza de que tu entidad va a tener dinero hoy, mañana, pasado y dentro de 20 años. De forma que, en cualquier momento, pueda atender el pago de las indemnizaciones a las que debe hacer frente, con cada uno de sus asegurados. De eso sabemos mucho en Unión Alcoyana, llevamos más de 140 años ofreciéndote esa garantía de solvencia.

 

51. Suma asegurada

Es la cantidad fijada en las condiciones de tu seguro, para cada una de las garantías aseguradas. Por ejemplo, dentro de tu seguro de hogar, tendrías cubierto hasta 300.000 € para hacer uso de la garantía de responsabilidad civil, en caso de que un perjudicado te reclame. Por tanto, “suma asegurada” representa el límite máximo de la indemnización que se recibiría en cada siniestro.

 

52. Suscribir

Suscribir es sinónimo de contratar. Por tanto, cuando hablamos de suscribir una póliza, nos referimos al conjunto de acciones que debe realizar una aseguradora, para aceptar la contratación de un seguro, según unas condiciones y un precio (prima del seguro). Así, en las aseguradoras existe un departamento de suscripción, que es el encargado de configurar las normas de contratación de cada tipo de seguro.

 

53. Tarificar

Tarificar es el conjunto de cálculos técnicos y estadísticos que ayudan a una aseguradora a determinar el precio, para cada tipo de seguro o garantía contratada. Es decir, con la tarificación, podemos saber qué importe tendrá el seguro que contrates, en case al cálculo de múltiples factores técnicos y tu perfil como cliente.

 

54. Tercero perjudicado

Es cualquier persona, física o jurídica, que ha sufrido una pérdida en sus bienes o derechos, a consecuencia de un incidente involuntario, causado por otra persona. El tercero, está en su derecho de reclamar al causante, la indemnización correspondiente para cubrir sus intereses. Por ejemplo, cuando hay un choque contra la fachada de una vivienda. El propietario (tercero), podrá reclamar al conductor que se haga cargo de la reparación de la fachada.

 

55. Tomador del seguro

El tomador del seguro es la persona que contrata el seguro, es decir, a nombre de quien figura la póliza y quien paga el importe de la prima. Por otra parte, el asegurado es la persona a quien protege el seguro, por ejemplo, en un seguro de coche, el asegurado sería la persona que sufre el accidente, que puede ser o no la misma que firma y paga la póliza. No obstante, ambos deben aparecer en el contrato de seguro, para tener cobertura.

 

56. Valor de nuevo

Es el valor de mercado del objeto asegurado sin que haya sido usado previamente y que, en caso de percance, supone el importe por el que te indemnizarían o repondrían el bien. Es decir, si un objeto nuevo con similares características, está a la venta por 300 € en el momento del siniestro, la aseguradora se encargará de indemnizarte con este importe.

 

57. Valor real

En general, consiste en indemnizar por el valor de nuevo, descontando la devaluación del producto debido a su antigüedad y estado en el momento del siniestro. Es decir, si el objeto tiene una antigüedad de cinco años y su precio actual en el mercado es de 300 €, aunque a ti te costara 350, la aseguradora te abonará el valor real, descontando del importe el uso que se le ha hecho durante este tiempo.

 

58. Valor venal

Este concepto lo utilizamos cuando un asegurado ha tenido un percance y tenemos que calcular el valor del objeto siniestrado, para poder indemnizarle. En este caso, la cuantía a pagar se calculará en base al precio del objeto antes del momento del siniestro, tomando en cuenta diversas variables, como la antigüedad o el estado de conservación. Por ejemplo, en un coche, no es lo mismo el valor venal de un modelo de 2020, que de 2012. Habría que calcular la depreciación durante este tiempo.

 

59. Valoración del riesgo

Es el proceso por el que una entidad aseguradora, previa petición del futuro asegurado, establece la probabilidad de que ocurran daños personales o pérdidas materiales. De esta forma, la compañía puede cuantificar el importe del seguro en base al riesgo de que ocurra o no, un percance.

 

60. Vencimiento

El vencimiento del contrato de seguro, supone la finalización del plazo de cobertura que asegurado y aseguradora, habíais estipulado en la póliza. Por tanto, al vencer el contrato quedan suspendidas las garantías contratadas, lo cual implica realizar una renovación del seguro, para tener la misma protección que hasta la fecha de vencimiento. Esta renovación implica, por tanto, la actualización de la póliza (si es necesario), así como el pago de la prima correspondiente. En muchos casos, la renovación es automática, excepto previa petición por alguna de las partes.

 

61. Vigencia del seguro

La vigencia del contrato es la duración que ambas partes, habéis marcado en el contrato del seguro. Durante este tiempo, la cobertura contratada tendrá validez siempre y cuando se haya abonado la prima del seguro. Una vez finalizado este plazo, la póliza habría llegado a su vencimiento, por lo que deberías renovarla para seguir con la misma protección que hasta el momento.

 

¡Juntos hablamos el mismo idioma gracias al #expertoseguro!

Dejar un comentario

Otros
Posts
dar-un-parte-de-siniestropagar-una-indemnizacion

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo