Mi primer coche, ¿qué seguro necesito?

¡Ha llegado el día, ya tienes tu primer coche! Si por fin te has sacado el carnet de conducir o ya lo tienes hace tiempo, pero te has animado a circular, te contamos qué hacer para asegurarlo.

En principio, las situaciones que más se repiten son dos. O utilizas un coche del núcleo familiar o compras uno. Da igual si tu primer coche es nuevo o de segunda mano. Lo importante, es que para que puedas salir a carretera, vas a necesitar tener contratado, como mínimo, el seguro obligatorio.

Si de momento vas a utilizar el coche de tu familia, ten en cuenta que deberán incluirte como conductor ocasional, dentro del seguro que tengan contratado. Para ello, solo es necesario acudir a tu mediador y que actualice la póliza con tus datos. Este cambio, puede implicar una variación en el importe de la prima, en función de tu edad y los años de experiencia al volante que tengas. También implica que, cuando contrates tu propio seguro, los datos de “antigüedad” no existan, por lo que la bonificación partiría de cero. ¡Tú eliges!

Ahora bien, si por fin te has animado a tener tu primer coche, te contamos que vas a necesitar.

La obligación de contratar el seguro obligatorio

Antes de ponerte al volante, deberás contratar el seguro obligatorio. Este seguro, lo que incluye principalmente, es la responsabilidad civil derivada de la circulación. De esta forma, ante cualquier percance frente a un tercero, o frente a un bien material, tendrías cobertura y esas personas, la indemnización correspondiente. Tu compañía se haría cargo de los daños producidos a un tercero, pero no de los daños propios. Como hemos comentado, se trata de un seguro obligatorio. Por tanto, la no contratación, puede acarrearte una importante multa e incluso, la inmovilización del coche.

Qué influye en la contratación de un seguro como tomador.

Varios son los factores que influyen. Principalmente son dos. Ser mayor de 25 años y tener más de dos años de antigüedad en el carnet de conducir. Ahora bien, el tipo de vehículo, su motor y cilindrada, pueden ser determinantes. Estos factores, serán los que delimiten el importe de la prima de seguro. Partimos de que anteriormente, al no tener vehículo, tu expediente como conductor es desconocido, por lo que la bonificación es mínima.

Elegir una compañía de seguros.

La elección de un seguro u otro, depende de diversas variables. No obstante, debes decantarte por aquella compañía que te ofrezca lo que realmente necesitas. Las coberturas idóneas para tu vehículo, con un trato cercano, rápida en la gestión de incidencias y obviamente, con el precio que se ajuste a tu presupuesto.

 

¿Y qué debes contratar?

En función de si tu primer coche es nuevo o de segunda mano, deberás elegir una cobertura más o menos amplia. Aquí, el valor del vehículo es fundamental. Si es nuevo, lo recomendable es contratar un seguro a todo riesgo o un seguro a terceros ampliado con robo, incendios y lunas. En el caso de vehículos seminuevos o de segunda mano, tienes todas las opciones. No obstante, lo habitual es contratar un seguro a terceros básico. Eso sí, deberás incluir algunas garantías como la asistencia en viaje, muy útil para este tipo de coches que ya tienen algunos años.

¿Qué debes hacer para asegurar el vehículo?

Si ya has elegido Compañía o todavía lo estás pensando, te recomendamos que visites a tu agente o corredor de seguros. Al que ya conozcas, al de tu barrio, al que lleve las pólizas de tu familia y amigos. ¿Por qué? Porque te ayudará a elegir la mejor opción, tanto en coberturas y tipo de seguro, como en el servicio que prestan las compañías. Además, podrá ofrecerte presupuestos que te ayuden a tomar la decisión. Te ayudará a elegir lo que mejor se adapta a ti y a tu vehículo.

Dicho esto, cuando vayas a visitar al mediador, deberás llevar la siguiente documentación. Tu carnet de conducir y la ficha técnica del vehículo. Tan sencillo como esto, para que puedan valorar las mejores opciones.

¿Están obligadas las compañías a asegurarte?

Como hemos visto el seguro a terceros para circular es obligatorio. Ahora bien, en función de los factores que hemos visto anteriormente, puede que el precio de la prima sea muy elevado o, directamente, rechacen tu solicitud. ¿Por qué? Pues porque el riesgo que se presupone para una persona que no cumpla estos requisitos es muy superior a la media. Si quieres saber más sobre los motivos por los que las compañías pueden rechazar asegurarte y qué hacer, quizá te interese el siguiente post. No me aseguran el coche, ¿por qué?

Ahora que ya tienes más información para asegurar tu primer coche, solo falta que te pongas en contacto con tu mediador de seguros.

Dejar un comentario

Otros
Posts
indemnización

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo