Hielo en la carretera, ¿cómo conducir sin riesgos?

Los próximos días el frío va a ser el protagonista. Con un descenso pronunciado de las temperaturas, debemos tener especial precaución con la formación de placas de hielo en la carretera. Sobre todo si conduces durante la noche o a primera hora de la mañana, momento en que la probabilidad de que se formen dichas placas de hielo, es mayor. Al mal tiempo, mayor prudencia.

Cuando hay hielo en la carretera, las superficies son resbaladizas. Debemos ser cautos en la conducción para mantener el control del coche en todo momento. Para ello, debemos aumentar considerablemente, la distancia de seguridad. Además, es aconsejable, arrancar el coche con la segunda marcha para evitar que patinen las ruedas motrices. Y después, cuanto más larga sea la marcha, con el menor número de revoluciones, mejor.

¿Y si tenemos que frenar?

Lo primero que debemos hacer es levantar el pie del acelerador, hasta que se reduzca el ritmo de la circulación. Después, iremos reduciendo las marchas progresivamente, para por último, pisar el freno suavemente. Aquí las distancias son muy importantes; al igual que adelantarnos al trazado de la carretera. De esta forma, evitaremos realizar movimientos bruscos que puedan acabar en un accidente. En caso de que el vehículo derrape, debemos girar en sentido contrario suavemente hasta que el coche se coloque. Siempre sin realizar giros bruscos.

Otros consejos importantes para circular correctamente con hielo en la calzada:
  • Debemos tomar las curvas, de forma que la velocidad que llevemos, nos permita girar sin emplear los frenos. Lo ideal es llevar una marcha larga y acelerar muy suavemente durante todo el trazado.
  • Subir pendientes se vuelve complicado. Sobre todo, porque debemos circular lento y con la marcha más larga posible. Hay que evitar que el coche se detenga, porque al reiniciar la conducción, podemos caer hacia atrás.
  • Lo mismo pasa con la bajada de pendientes. Pero en esta ocasión, deberemos utilizar la marcha más corta posible. Circular lento y suave, de forma que tengamos que utilizar los frenos lo menos posible.
  • Y cuando por fin aparques, recuerda no forzar el freno de mano, ¡podría congelarse!
¿Y si empieza a nevar?

Disfruta con total seguridad siguiendo estas recomendaciones

Y ante cualquier duda sobre la situación meteorológica, recomendamos seguir a organismos oficiales.

Otros
Posts

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo