¡Empieza a nevar! Disfruta con seguridad

nevarA todos nos gusta ver nevar. Es algo que nos relaja y que nos mantiene absortos mirando como nuestro alrededor, se vuelve blanco. Pero más allá de la realidad, cuando nieva, corremos ciertos riesgos. Por desgracia, no podemos quedarnos refugiados en casa. Tenemos que ir al trabajo, responsabilidades que no pueden esperar, niños que, sin cole, deben quedar atendidos… Así que el desplazamiento, se vuelve algo necesario, a la vez que complicado.

Esto unido a que no siempre empieza a nevar y, por tanto, no estamos acostumbrados, puede provocar situaciones peligrosas. Resbalones y golpes, accidentes de tráfico, cortes en suministros, etc. Y es en este punto en el que vamos a profundizar, para que, ante todo, podamos actuar con calma y seguridad, ante una nevada.
Por tanto, en caso de empiece a nevar, debemos seguir los siguientes consejos:

Cuando empieza el frío, debemos ser previsores:
  • Hay que revisar la instalación de calefacción, así como controlar las posibles fugas de calor dentro de casa. Si nieva, ¡no queremos que entre más frío!
  • Si vives en una unifamiliar o vivienda individual, asegúrate de que el tejado está en buenas condiciones. La nieve, cuando se acumula, pesa muchísimo.
  • Pilas, linternas, velas… Siempre conviene tener en casa, por si acaso.
  • Respecto al coche, revisar su estado general: frenos, luces, anticongelante, neumáticos, parabrisas, etc.
Cuando empieza a nevar, debemos tomar diversas precauciones dentro y fuera de casa:

Dentro de casa:

  • Es importante mantenernos informados a través de fuentes de información y organismos oficiales, sobre los avances del temporal. Previsiones meteorológicas, servicios públicos paralizados, carreteras cortadas, etc.
  • Usar responsablemente las estufas de leña o gas y braseros. Nunca deben utilizarse en lugares cerrados.
  • Es aconsejable abrir de vez en cuando los diferentes grifos que tenemos en casa. Así evitamos la congelación de las tuberías.

Fuera de casa:

  • Personas mayores y niños pequeños, cuanto menos salgan de casa, mejor. Solo si resulta imprescindible.
  • Usar ropa de abrigo y calzado adecuado para evitar resbalones.
  • Es recomendable utilizar, en la medida de lo posible, el transporte público.
¿Y si cogemos el coche?

Si la nieve nos sorprende en el coche o no tenemos otro remedio que salir la adherencia del vehículo y la visibilidad de la carretera, son los puntos a los que debemos prestar especial atención.

  • Recuerda llevar tus cadenas, son obligatorias para circular si hay nieve.
  • Planifica tu viaje. Siempre atentos sobre el estado de las calles y carreteras. Debemos escoger el itinerario más adecuado y siempre circular por vías principales.
  • Amplía la distancia de seguridad, reduce la velocidad, marchas largas y luces de posición y de cruce.
  • Para frenar, primero hay que reducir la marcha y después, soltar poco a poco el pedal del acelerador.
  • Para mayor seguridad, sigue el trazado de las roderas de otros vehículos. Te ayudará a conocer con mayor facilidad el recorrido de la carretera
  • Si hay hielo en la carretera, conduce despacio, evitando tocar el freno. Te damos algunos consejos para conducir con hielo, en el siguiente post.
  • En caso de permanecer parados, dejar la calefacción encendida y la ventana un poco abierta. ¡No te duermas con el motor en marcha! También hay que mantener limpio el tubo de escape para evitar que el humo entre en el vehículo
  • ¿Algo más? Si. Móvil cargado, ropa de abrigo y algo de comida y agua. Debemos ser previsores.

Otros consejos importantes para circular correctamente con nieve:

  • Debemos tomar las curvas, de forma que la velocidad que llevemos, nos permita girar sin emplear los frenos. Lo ideal es llevar una marcha larga y acelerar muy suavemente durante todo el trazado.
  • Subir pendientes se vuelve complicado. Sobre todo, porque debemos circular lento y con la marcha más larga posible. Hay que evitar que el coche se detenga, porque al reiniciar la conducción, podemos caer hacia atrás.
  • Lo mismo pasa con la bajada de pendientes. Pero en esta ocasión, deberemos utilizar la marcha más corta posible. Circular lento y suave, de forma que tengamos que utilizar los frenos lo menos posible.
  • Y cuando por fin aparques, recuerda no forzar el freno de mano, ¡podría congelarse!

Recuerda que antes de salir a carretera debes informarte sobre el seguimiento del temporal y el estado de las carreteras. Tanto en la página web de la DGT, como en los principales canales meteorológicos y medios de tu ciudad, tendrás toda la información necesaria.

Dejar un comentario

Otros
Posts
alcohol-seguro-cocheindemnización

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo