¿Cuánto tiempo tiene el seguro para pagar una indemnización?

Una gotera, filtraciones de agua, un robo o un accidente de tráfico… Son situaciones desagradables por las que no queremos pasar. Cuando ocurren, necesitamos una solución rápida y para eso, tenemos nuestro seguro. Para que actúe de forma eficaz y rápida tras sufrir un siniestro. Y entre las cuestiones que más preocupan, destaca saber cuánto tiempo tiene nuestra compañía aseguradora para darnos cobertura y si es el caso, pagar una indemnización.

Cada compañía tiene sus ritmos, pero la Ley establece unos plazos concretos para pagar una indemnización al cliente, además de regular la actividad aseguradora en su conjunto. En nuestro caso, cuando recibimos la llamada de un cliente, todos los mecanismos se ponen en marcha. Para nosotros también es muy importante que la situación se normalice cuanto antes. Y para que esto ocurra, es fundamental, que acudas a tu mediador de seguros. Nuestra misión es estar cuando nos necesites y darte respuesta, siempre.

Para que nos entendamos… ¿Qué es la actividad aseguradora?

Una compañía aseguradora, al fin y al cabo es una entidad financiera que asume la obligación de prestar un servicio o pagar una indemnización al cliente, cuando el riesgo contratado sea objeto de cobertura. Y todo ello, a cambio del precio que se haya estipulado para ese seguro, dentro del contrato de seguro, donde queda plasmado el compromiso que adquieren ambas partes. Además de estar regulado por la Ley 50/80 de Contrato de Seguro, cuyos preceptos son imperativos.

¿Qué pasos debes seguir para informar a tu aseguradora?

Pues te damos las pautas más importantes:

  • Una vez ocurrido el incidente, el primer paso es intentar aminorar sus consecuencias. No obstante, nunca te pongas en peligro (ni a los tuyos). Es decir, si por ejemplo vemos que la puerta de casa está forzada, mejor no entrar y esperar a que venga la policía.
  • Es conveniente tener a mano, desde el primer momento, los datos de la póliza. Además de las personas y objetos (otros coches, viviendas anexas, etc.) implicados en el siniestro.
  • Estamos cuando nos necesites. Dónde y cuándo sea necesario. Habla directamente con tu mediador de seguros y sigue sus indicaciones. Todo será mucho más rápido y cómodo para ti, si confías en tu mediador. Según la Ley del Contrato de Seguro, tienes hasta 7 días para comunicarnos la ocurrencia de un siniestro.
  • Además, si el siniestro es consecuencia de un robo, es importante poner una denuncia a la Policía, ya que nos la pedirán para tramitar el siniestro
  • Y, a partir de este momento, es fundamental que sigas las indicaciones de tu mediador de seguros. Trabajamos por ti.
¿Todos los siniestros son iguales?

Ahora bien, no todos los siniestros son iguales. Cada situación tiene sus particularidades y poder darte la mejor solución, puede requerir cierto tiempo para investigar, subsanar el problema y en algunos casos, hasta evitar que vuelvan a suceder. Hasta que no se solucione el problema, tu compañía no podrá pagar una indemnización.

A ello, se une el volumen de siniestros que gestionamos directamente en Unión Alcoyana. Alrededor de 20.000 siniestros entre todos los ramos; excepto de automóviles, donde recibimos otros 21.000 partes. A esto añadimos 25.000 siniestros más que gestionamos a través de nuestros proveedores. A grandes números estamos hablando de 66.000 siniestros al año, lo que hace una media de 180 diarios. Y todos, desde el primero al último, son importantes. ¿Por qué? Pues porque detrás de estos siniestros, está la preocupación de 66.000 personas, que necesitan solución. Necesitan que les ayudemos.

Y siendo realistas, no todos los siniestros tienen cobertura. Para que nos entendamos, la cobertura, es aquello que contratamos y que queda reflejado en el contrato de seguro. En estos casos, se busca la opción más justa, para todas las partes.

¿Cuánto tiempo se tarda en resolver el siniestro?

Cada caso es diferente porque influyen multitud de factores. Si el daño es solo en nuestra casa o afecta al vecino, si hemos tenido un accidente de circulación o solo hemos dado un rasguño al coche, etc. En cualquier caso, en este punto es fundamental la figura del perito de seguros. Una vez que has comunicado tu situación a la aseguradora, ponemos en marcha la verificación de lo sucedido, así como el análisis de los daños causados por el siniestro. En algunos casos, se hace imprescindible contar con la colaboración de un perito. El cual, evaluará las consecuencias y hará una valoración de los daños, proponiendo una cantidad económica para pagar una indemnización.

Dependiendo de la complejidad de los daños causados, la investigación del perito puede alargarse en el tiempo. Gestionan mucha información, para que tu siniestro se valore y se tramite correctamente. Por ello es fundamental mantener la calma. ¡Seguimos trabajando para darte la mejor solución! Eso sí, hay algunas recomendaciones que agilizan el proceso:

  • Como hemos comentado anteriormente. Es importante hacer lo posible por aminorar los daños del siniestro. Por ejemplo, si estamos cocinando y la sartén se prende, en lugar de echar agua para apagarlo (cosa que debemos evitar totalmente), podemos utilizar un extintor doméstico. De esta forma, evitaremos que el fuego se propague, apagando las primeras llamas.
  • Intenta detallar una relación de los daños (y objetos dañados), así como su cuantía. Si dispones de facturas, será todo más rápido. El perito podrá evaluarlo, antes de emitir su informe. Si quieres saber más sobre la tasación de los daños, puedes seguir el siguiente enlace.
  • Algunas veces, la urgencia nos hace querer adelantarnos a los acontecimientos. A pesar de la espera, es aconsejable no asumir ninguna reparación del daño (por ejemplo, de la vitrocéramica si seguimos con el caso anterior), hasta haberlo consultado a tu mediador de seguros.
  • Y por último, es importante conservar cualquier elemento que facilite el trabajo del perito. Las fotografías o vídeos, también pueden ser de gran utilidad.
pagar-una-indemnizacion
¿Cuándo me van a pagar una indemnización? ¿Qué plazos hay?

Llegados a este punto, solo nos queda confirmar los plazos. Como norma general tu aseguradora debe pagar una indemnización con el importe mínimo, dentro de los 40 días siguientes, a la comunicación de un siniestro. Concretamente, la Ley del Contrato de Seguro fija dicho plazo “para realizar el pago del importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por él conocidas”.

Es decir, antes de 40 días desde que has comunicado tu situación, tu aseguradora debe abonarte el importe que se calcule como “mínimo” para la tipología del daño causado (y que suelen estar tipificados). Normalmente, dentro de este plazo, suele indemnizarse completamente o se repara o repone el objeto asegurado. No obstante, puede darse el caso, según la complejidad de cada caso, de que la tramitación se alargue más de lo debido. En esos casos, tu aseguradora tiene hasta 3 meses para resolver el proceso, antes de caer en mora o retraso del pago.

La Ley establece que “se entenderá que el asegurador incurre en mora cuando no hubiere cumplido su prestación en el plazo de tres meses desde la producción del siniestro o no hubiere procedido al pago del importe mínimo de lo que pueda deber dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la declaración del siniestro”. En cualquier caso, siempre que la causa sea justificada o que no pudiera imputarse a la aseguradora, no se procederá a la indemnización por mora o retraso en el pago.

Dejar un comentario

Otros
Posts
#expertoseguro

¿Quieres estar tranquilo?

Nos ocupamos de todo